Tras todo el esfuerzo creativo, técnico y económico que supone la edición de una obra, no tendría sentido dejar nuestros libros a su suerte en los almacenes para no ser dados a conocer ¿cierto?

Nuestro sello cuenta con la ayuda de UDL Libros, la distribuidora nacional con más prestigio del sector. Su función parece simple, hacer que los libros lleguen a las librerías, pero esta es una de las tareas más complicadas de todo el proceso de edición y es lo que marca la diferencia entre un éxito de ventas y un libro más de los millones que se publican al año.

Uno de los detalles que más nos diferencian y que convierten la distribución en uno de nuestros puntos fuentes es que nuestra distribución física es real, no imprimimos bajo demanda. Distribuimos todos nuestros libros como servicio de novedad y bajo pedidos de la distribuidora según la demanda posterior que vaya ocasionándose.

¿Cómo funciona realmente la distribución?

Queremos alejarnos de propuestas vagas que crean confusión y es por ello que nos encargamos de explicarte de la forma más clara y sencilla posible de qué forma funciona la distribución de cualquier libro.

Lo más importante que debes de saber y lo que la gran mayoría de autores desconocen, es que nunca podremos saber cuántos son tus libros vendidos de un mes a otro, porque un proceso de distribución real es muy complejo.

Todos nuestros libros son impresos en imprentas colaboradoras con las que mantenemos una estrecha relación, por lo que sabemos de su trabajo y no encontrarás sorpresas como cambios en el tipo de papel, en el formato, en las calidades del libro….de un ejemplar a otro. Cada tirada cuenta con nuestra revisión y aprobación, nos alejamos de impresiones bajo demanda.

Una vez validados y enviados, los libros “depositados” por nuestro distribuidor en librerías requieren un tiempo de depósito que ronda los 90 días (esto es lo normal en la distribución real y estándar de todas las distribuidoras).

Luego, después de las primeras distribuciones pueden venir más ventas (pedidos de la distribuidora para nuevas impresiones) o devoluciones, que son informadas al cabo de los meses a la editorial ya que corren por parte de las librerías. Por eso no podemos ofrecer información de royalties por ventas más allá de «una vez al año», una vez hayamos cerrado el ejercicio fiscal. 

Si otras editoriales ofrecen ventas en tiempo real: o bien son de libros electrónicos, o estas ventas no son reales.

Piensa en esto: compra un libro en Amazon y devuélvelo justo antes del mes, ¿puedes hacerlo, verdad? No es lógico que esa venta que se acaba devolviendo devengue royalties al autor.

Con Mirahadas podrás conocer en todo momento cómo está siendo la colocación de los libros «depositados» por nuestro distribuidor: si existen devoluciones, en qué tiendas puedes encontrar ejemplares, cuántos pedidos se han realizado…

Nuestros principios son la claridad y la cercanía y es que si tu editorial no cuida de las calidades de impresión de tu libro y de su puesta en venta en las mejores librerías y cadenas del sector, ¿quién lo hará?

Contacta con nosotros

Llámanos o pídenos que te llamemos para pedir asesoramiento